Vejiga hiperactiva y LUTS

Lo que comúnmente llamamos vejiga hiperactiva es parte de una miríada de síntomas urológicos conocidos como síntomas de tracto urinario inferior o en inglés LUTS (Low Urinary Tract Symptoms).

Estos síntomas pueden suceder en hombres o en mujeres, y se dividirán, a grandes rasgos en síntomas de llenado o síntomas de vaciado, antes conocidos como síntomas irritativos y síntomas obstructivos.

Los síntomas principales de vejiga hiperactiva pueden ser; necesidad repentina de orinar (conocido como urgencia), pérdida involuntaria de orina o incontinencia, necesidad de orinar con más frecuencia de lo habitual durante el día o durante la noche. Esto síntomas son comunes y pueden afectar a un 10 a 20 porciento de las personas a lo largo de sus vidas.

Estos síntomas pueden ser debidos a contracciones del músculo de la vejiga, o músculo detrusor, a algunas condiciones médicas o a la edad, así como a trastornos como la hipertrofia de la próstata.

El diagnóstico de vejiga hiperactiva suele pasar por descartar causas de sontomas similares, como infecciones de orina, litiasis, etc.

Se realiza mediante una detallada historia clínica, junto con otras pruebas como pueden ser; análisis de orina y sangre, test diagnósticos específicos como el “pad-test”, cuestionarios de síntomas, diario miccional, flujometría y ecografía urológica.

El tratamiento de primera línea de la vejiga hiperactiva se compondrá de formatos principalmente, como son: antagonistas de los receptores muscarínicos, beta-3 agonistas o desmopresina.

En el caso de que respuesta sea insuficiente, los tratamientos de segunda línea pueden ser:
la inyección de toxina botulínica en la vejiga, la estimulación nerviosa, o neuromodulación, o la cirugía para aumentar el volumen de la vejiga.