Prostatitis

prostatitis

El término prostatitis se refiere genéricamente a la inflamación de la próstata. Tradicionalmente englobaba a diferentes cuadros que según su forma de presentación y posible origen se conocían por un lado como “Prostatitis aguda” y “Prostatitis crónica”, en las que se aceptaba un origen infeccioso y como “Prostatitis crónica abacteriana” y “prostatodinia” en las que no se podía identificar un agente infeccioso y cuyo origen era, y sigue siendo, oscuro.
Hoy en día la clasificación más aceptada es la del National Institutes of Health (NIH) que los divide en las siguientes categorías:

  • Prostatitis bacteriana aguda
  • Prostatitis bacteriana crónica
  • Prostatitis crónica o síndrome de dolor pélvico crónico(SDPC)

– SDPC Inflamatorio
– SDPC No inflamatorio

  • Prostatitis inflamatoria asintomática (prostatitis histológica)

Es una enfermedad que produce como síntomas predominantes dolor en diversas zonas (próstata/periné, escroto-testicular, pene, vejiga urinaria o región lumbar) y síntomas urinarios (necesidad frecuente de orinar, dificultad para la micción, chorro débil o dolor al orinar). Su tendencia a la cronicidad suele afectar de forma más o menos importante a la calidad de vida.
La prostatitis bacteriana aguda es un cuadro florido que produce fiebre alta, dolor local intenso, intensas molestias miccionales y síntomas generales. La próstata puede estar hinchada y dolorosa al tacto rectal y puede ser una infección grave que requiera ingreso y antibióticos intravenosos. Tras la normalización de los parámetros de infección se puede pasar a un tratamiento oral, manteniéndolo durante un total de 2-4 semanas.

La prostatitis bacteriana crónica no es muy frecuente, suele cursar con episodios repetidos de infección urinaria con frecuencia, urgencia y escozor miccional y entre los episodios puede estar asintomático o presentar dolor pélvico. Suele requerir un tratamiento antibiótico de 4 a 6 semanas. Suelen ser dosis altas y preferiblemente vía oral.

Los pacientes con Síndrome de Dolor Pélvico Crónico (SDPC) presentan dolor, molestias miccionales y deterioro la calidad de vida. El SDPC inflamatorio se caracteriza por la presencia de una cantidad elevada de leucocitos en secreciones prostáticas, semen y orina postmasturbación. En el SDPC no inflamatorio no existe esta cantidad elevada de leucocitos.

El SDPC es bastante frecuente y se han probado diversas modalidades de tratamientos médicos o físicos con resultados inciertos y muchas veces decepcionantes. Se piensa que probablemente representan un grupo heterogéneo de enfermedades. Muchas veces se administran antibióticos pensando que pueda haber una infección bacteriana que no hemos sido capaces de detectar asociados a alfa-bloqueantes y antiinflamatorios.
En general la cirugía debe evitarse en el tratamiento de los pacientes con prostatitis, excepto para drenar abscesos prostáticos.
La Prostatitis inflamatoria asintomática se refiere a pacientes asintomáticos en que se diagnostica una prostatitis histológica en biopsias tomadas por sospecha de cáncer de Próstata. No requiere tratamiento.