Minilaparoscopia y Cirugía Transumbilical

La evolución natural de la cirugía laparoscópica ha sido, como en otras especialidades, la miniaturización de los instrumentos.

Conforme se han desarrollado nuevos instrumentos permitiendo la coagulación y sellado de los vasos sanguíneos, o clips quirúrgicos, se ha permitido miniaturizar estos instrumentos, lo cual deriva en menor agresión, con menos cicatriz, menos dolor por la incisión, menor aparición de hernias por los orificios y menor hematoma.
La minilaparoscopia consiste en la utilización de material de 3 milímetros, consiguiendo, con mejores resultados cosméticos, las ventajas de la mínima agresión.
La cirugía transumbilical consiste en el acceso de la cámara a través de una cicatriz natural como es el ombligo. Mediante este acceso podemos disimular la incisión de la pares abdominal, y combinando con el instrumental de minilaparoscopia, que se reduzca mucho la cicatriz y la agresión a la pared abdominal.

Asier Leibar, de Urología Aplicada, es un cirujano con experiencia demostrada en foros científicos con esta técnica en nuestro país, fundamentalmente en prostatectomía radical minilaparoscópica, pieloplastia minilaparoscópica y nefrectomía parcial minilaparoscópica.

 

 

Minilaparoscopia y Cirugía Transumbilical
4.8 (96%) 5 votos