La prostatectomía robótica Da Vinci

Robot Da Vinci

La prostatectomía robótica Da Vinci para el tratamiento del cáncer de próstata es la intervención robótica más realizada en todo el planeta.

Surge a principios del siglo veintiuno en los Estados Unidos con el propósito de minimizar las dificultades del aprendizaje de la técnica laparoscópica. En un entorno sanitario tan exigente como el estadounidense, esto permitirá que cirujanos no formados en técnica laparoscópica puedan acceder de forma rápida y eficaz a las ventajas de la misma.

Pronto tuvo mucho éxito y se instaló también en Europa. Las ventajas para el cirujano son además del acceso laparoscópico, visión tridimensional y más grados de movimiento de los instrumentos, superando incluso a los de la mano humana.

Consiste en la introducción de instrumentos quirúrgicos por incisiones mínimas en la piel, conectando estos instrumentos a un sistema robótico esclavo maestro. El cirujano se sienta en una consola a escasos metros del paciente, y el ayudante se coloca en el campo quirúrgico.
Es importante subrayar que no es propiamente dicho un sistema robótico, pues no es autónomo, el robot Da Vinci no hace nada sólo; cuanto mas experto es el equipo quirúrgico, el procedimiento será más adecuado.

Las ventajas para el paciente son las mismas que las de la laparoscopia; menor incisión, menos dolor postoperatorio, menor sangrado, recuperación más rápida, visión aumentada, pudiendo ser más minuciosos, y se especula que la cirugía robótica, en manos expertas, puede obtener una recuperación funcional más rápida: mejores tasas de continencia urinaria precoz y mayor potencia sexual.

El robot Da Vinci también nos permite abordar casos más complejos, tumores más agresivos o localmente avanzados, o pacientes obesos, con mayores garantías.

En España, la expansión de la cirugía robótica has sido más lenta, sobre todo en el sector público, dónde no ha acabado de imponerse. Esto probablemente se deba al buen nivel de cirugía laparoscópica en nuestro país y a la coyuntura económica.

La cirugía robótica Da Vinci es un artículo exclusivo, en Urología Aplicada se pone a disposición del paciente la tecnología más avanzada con la experiencia en cirugía oncológica intentando lograr la excelencia asistencial del paciente oncológico.