La eyaculación precoz

eyaculacion-precoz

La eyaculación precoz es un trastorno que se ha intentado definir de muchas formas y aunque no hay ninguna definición aceptada universalmente todas coinciden en tres puntos: Se produce antes de lo deseado (antes o nada más producirse la penetración), hay una incapacidad para un control voluntario y tiene consecuencias emocionales negativas para el paciente o su pareja.
Conocemos como eyaculación precoz primaria la que se presenta desde el primer acto sexual y adquirida o secundaria (más frecuente) cuando aparece posteriormente.

Se trata de un cuadro muy frecuente, probablemente el problema sexual más común de los varones (puede afectar hasta el 30% de los hombres). La mayoría de las veces ocurre de forma ocasional pero cuando sucede de forma reiterada se puede convertir en un problema que ocasione ansiedad, frustración, baja autoestima, dificultad para establecer relaciones íntimas e insatisfacción en la pareja. A pesar de la alta prevalencia la mayoría de los hombres no consultan, quizás por vergüenza o porque piensan que no existe tratamiento.

En la mayoría de los casos se desconoce la causa. Es normal que se experimenten eyaculaciones rápidas en las primeras relaciones sexuales pero a medida que aumenta la experiencia y seguridad estas se suelen controlar mejor. Parece que los trastornos psicológicos son los más claramente relacionados con la misma (ansiedad, sentimiento de culpa, aprendizaje dificultoso, depresión, estrés, relaciones traumáticas previas…)

Otras posibles causas pueden ser orgánicas (prostatitis crónica, trastornos hormonales, fármacos, trastornos neurológicos o predisposición genética…) Muchos pacientes pueden asociar disfunción eréctil, produciéndose la eyaculación precoz por la ansiedad que les provoca el hecho de tener disfunción eréctil.

En cuanto al tratamiento existen básicamente dos tipos de tratamiento: psicológico y farmacológico, que se pueden usar solos o en combinación.
El tratamiento psicológico se basa en terapias conductistas, de relajación, etc… En cuanto al tratamiento farmacológico el medicamento más aceptado es la Dapoxetina. Se administra previamente a tener relaciones sexuales y actúa a nivel cerebral retardando la eyaculación. También se pueden usar cremas anestésicas aplicadas sobre el pene 20-30 minutos antes de la relación sexual.

El uso del preservativo también puede ayudar a alargar el tiempo.
En el caso de que la eyaculación precoz este asociada a una disfunción eréctil habría que tratar primero esta última.